lunes, 24 de abril de 2017

Y qué hay de Nagasaki, por Enrique Rus



Los japoneses saben renacer de sus... cenizas

La masacre de Hirosima ha dejado olvidada otra, la de Nagasaki, ambas innecesarias, pero la segunda para algunos, no fue más que un experimento...

Un 6 de Agosto, el cielo de Hirosima se convirtió en un infierno de fuego y muerte, la bomba atómica enviada por los EEUU, sembró el caos y el terror. Tres días después, el 9 de Agosto (hace hoy 70 años) sobrevino otra vez la muerte y la destrucción, esta vez fue otra ciudad nipona, Nagasaki y después de esto, la rendición incondicional de Japón, pero eso sí, salvaguardando a su "querido" emperador. La primera "Little Boy" era de uranio, la segunda "Fat Man" de plutonio, más mortífera y más barata de fabricar y por si fuera poco, algunos creen que esta última fue un simple experimento...


Monumento a la paz le llaman...
Truman dijo, cuando se lanzó su hermana a Hirosima: "los japoneses comenzaron la guerra por el aire en Perl Harbor, les hemos devuelto ese golpe multiplicado" Pero no tuvo suficiente con esta masacre, por la que debió ser condenado en un mundo decente, además, estaban terminando de fabricar a su "hermana mayor" que caería sobre Nagasaki y con la que, según algunos como Teruo Ideguchi (superviviente de aquella aberración) se quería experimentar con un nuevo material radiactivo, el plutonio, más barato y potente que el utilizado en la anterior, el uranio. Algunos van aún más lejos, creen que la segunda bomba no tenía ningún sentido, de hecho, si EEUU hubiera preservado la figura del emperador, como después hizo, no se habría necesitado ni la primera, lo dice Tsuyoshi Hasegawa, historiador de la Universidad de California, no yo. 

Pero claro, perder la oportunidad de experimentar con plutonio, mucho más rentable, era demasiado para quienes pudieran estar detrás de Truman. Para más detalles, los políticos japoneses no se rindieron antes y por tanto permitieron este genocidio, porque querían que se mantuviera a su emperador Hiroito en el poder, algo que sucedió igualmente. No sé quien fue peor, si los enemigos del Sol Naciente o quienes se suponía debían proteger a sus ciudadanos. 

Lo que sí sé es que ni los unos ni los otros, han sido condenados por genocidio y sin embargo, muchos de las SS, por poner un ejemplo, sí han tenido su juicio. Una vez más, la historia reciente demuestra esa doble vara de medir. Pero esto no es algo que pertenezca al pasado, hoy con Irak o Afganistan y ya puestos, el conflicto palestino, no hemos aprendido nada y quien no aprende de su pasado, está condenado a repetirlo en el futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No dudes en preguntar o aportar y recuerda que en el enlace lateral hay una encuesta de satisfacción, que agradecería contestaras